lunes, 20 de enero de 2014

Comentando "En cada surco de mi cuerpo", de Janett Camps.



Janett Camps nos regala en esta ocasión una novela erótico-romántica en la línea marcada por el último éxito editorial de 50 sombras de Gray. Confieso no haber leído, ni tener intención de hacerlo, dicha obra, así que evidentemente no entraré en comparaciones.

Janett nos ofrece la historia de una joven cubana de padres divorciados que se ve forzada a ir a vivir con su padre a EEUU por decisión de su madre, quien desea una mejor vida para ella y pretende concederle las oportunidades que ofrece la nación más poderosa del mundo, así como la vida más acomodada de la que goza su padre. La protagonista se encuentra por tanto con una familia nueva y, lo que es más grave, un fuerte sentimiento de abandono que tendrá ya una doble lectura: el que ya tenía desde pequeña por el abandono de su padre y el nuevo que percibe en la separación de su madre.

La joven cubana no tardará en dejarse llevar por su vacío espiritual y por la moral más disoluta de la sociedad norteamericana, sumergiéndose en una vida de desenfreno en todos los sentidos. A lo largo de los capítulos de la obra veremos su lucha por encontrar a lo largo de los años una capacidad de sentir y amar que ella misma considera perdida y una paz espiritual que la elude constantemente.

Puntos positivos: Muestra un personaje verdaderamente interesante y su evolución a lo largo de la vida. Hace sentir empatía por dicha persona a pesar de no entenderla en algunas ocasiones, lo cual es algo bastante meritorio.

Puntos a mejorar: Quizás una mayor profundidad en algunos momentos de la obra. Quedan ganas de conocer mejor las experiencias de la protagonista, especialmente las referencias que hace constantes a su vivencia en la India.  También un enlace más suave entre los distintos episodios de su vida daría mayor consistencia al perfil de la protagonista.

3 comentarios:

  1. Hola Janett te deseo mucho éxito con esa novela parece muy interesante, besos un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ah!, me siento tan halagada, que este amigo de letras haya dedicado su tiempo a leerme, analizarme!!!

    Me siento feliz, y por supuesto, trataré lo más que pueda en lograr mejorarla con los consejos aportados por él. Me llena de tanta satisfacción ver mi novela debatida aquí!

    Nuestro blog, un blog lleno de amor de los unos por los otros! Dios, algo que no he logrado en este país, algo que añoro, como irme a reunir a tomar un café con gente tan maravillosa y soñadora como ustedes, no lo podemos hacer en carne, pero nada puede impedir que mi alma se reuna con ustedes, y tome esa taza de café...

    los quiero, Janett

    Gracias Javier...

    ResponderEliminar
  3. Hola, tenía muchas ganas de leer este libro porque soy amante de la novela romántica y en este género he leído de todo.
    Aquí te dejo un pequeño comentario:

    Zay es un personaje interesante y complejo que trata de buscar el afecto perdido a través del sexo.
    Su paso de la juventud a la madurez la hace cometer muchos errores para luego aprender de ellos y crecer como persona.

    La historia es muy buena y entretenida. Lo pasé bien leyéndola. No obstante hubiera sido interesante que desarrollaras más el romance: citas, diálogos que permita conocer más al personaje masculino.

    Un abrazo Janett

    ResponderEliminar