martes, 6 de mayo de 2014

Descatalogados

Hola, quisiera compartir este documental sobre el futuro del libro y la autopublicación, que emitieron hace unos días en TVE2. Supongo que será el mismo que Daniel compartió en el foro de Amazon. Lo cierto es que yo lo tenía en el disco duro de mi DVD desde el día de su emisión, y lo acabo de ver.  He de decir que sólo me resultó interesante por momentos. Peca un poco de esquematismo, y al menos en mi caso, no me ha aportado ninguna novedad, pero creo que puede ser un buen punto de partida para debatir sobre ello con mayor profundidad.

6 comentarios:

  1. ¿Papel versus Ebook? Creo que va a ganar Ebook, y no sé si me gusta. Espero que no sea por KO.
    Me da pena lo del cierre de librerías.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo era partidaria del papel y desde que me regalaron el ebook no he pisado la biblioteca. Pero también tengo que decir: leo mucho y con el ebook es muy cómodo pero es como escuchar la radio, uno escucha mucha música pero luego, de los cantantes que te gustan, te compras el disco para tenerlo en casa. Yo por mucho que lea en el ebook, si me gusta un libro, lo acabo comprando, aunque ya lo haya leído por sacarlo de la biblioteca o por leerlo en el ebook. Los que me gustan prefiero tenerlos en papel, poder tocarlos y releerlos cuando quiera. En el ebook lees muchos libros y luego los eliminas. Es consumo rápido y yo creo que incita a leer más, si cabe, porque da facilidades para la lectura, para conocer autores nuevos que no están en el circuito comercial habitual. Yo creo que con el tiempo, puede que los ebook ayuden a vender libros de papel.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo y espero que van a coexistir los dos formatos, pero que va a ganar de goleada el e-book, y de hecho, ecológicamente hablando, sería deseable. ¡Pobres árboles, vilmente asesinados para acabar, en la mayoría de los casos, embadurnados de tedio y de frivolidad! Pienso que lo mejor sería tener en papel aquellos libros que de una forma u otra nos hayan marcado, ya sea intelectual, espiritual o sentimentalmente, es decir, aquellos libros que vayamos a leer o revisar una y otra vez. Para todos los demás, el e-book. Lo que me aterra es que las nuevas generaciones acaben por ser incapaces de mantener una relación de este tipo con sus libros, que nunca lleguen a oler un libro nuevo, que nunca lleguen a identificar ese olor a humedad y a encierro de los viejos libros abandonados, que nunca lleguen a estremecerse al pasar una página, que jamás cierren esa última tapa y se queden ensimismados contemplando la contraportada; en definitiva, que los libros acaben perdiendo su sacralidad.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón en lo de los árboles, Alberto. En "El arpa mágica" había un país llamado Signo cuyos habitantes desforestaban las selvas para fabricar libros, no sé si te acordarás. Yo sí me acordaba cuando escribía mi comentario. Hay bastante romanticismo en la opinión que he dejado; supongo que los seres humanos somos contradictorios por naturaleza. También comparto el resto de tu comentario -como me sucede con casi todo lo que escribes- y me gusta; el comentario y coincidir contigo.

    ResponderEliminar
  5. Alberto, me he hecho un pequeño lío al publicar los comentarios. Quería corregir lo de "desforestaban", eliminando el comentario, para no tener que poner esta fe de erratas, y al final me han quedado esos dos comentarios eliminados. Si puedes quitarlos tú, para que no hagan feo. Yo ya no me atrevo a enredar más, para no liarla otra vez.

    ResponderEliminar
  6. Je, je. No te preocupes, ya están eliminados. No entiendo por qué no se pueden editar los comentarios. Pues nada, "desforestaban" se tendrá que quedar con esa "ese" de más.
    Me acordaba de ese país, pero no de su nombre. Pero bueno, al menos esos eran buenos libros. ¿O no?.
    Me alegro de que te gustara el comentario. Y sí, solemos coincidir bastante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar