sábado, 27 de septiembre de 2014

"La yerba prodigiosa" de Mª Jesus Quesada


Novela bien estructurada en su ritmo en toda su extensión, que mantiene en vilo al lector hasta el final. Buena ambientación histórica y descripciones precisas de lugares y personas que hacen la lectura amena y enganchan a la historia que cuenta.

La Yerba ProdigiosaLos personajes, muchos de ellos históricos, nos llevan al siglo XV, a la España de los Reyes Católicos, a través de unos escritos de un médico judío de la época que son descubiertos por el archivero de una catedral en la actualidad, un cura de más de noventa años. Este personaje principal me llamó la atención por lo poco común que es en la literatura. Casi siempre nos topamos con personajes jóvenes o adultos pero la vejez es casi invisible en los libros. La sociedad hoy en día aparca a los ancianos como objetos sin valor y en este libro ocurre lo contrario. Muestra al protagonista que a pesar de tener más de noventa años y estar enfermo, es un hombre de grandes conocimientos adquiridos a lo largo de su existencia. Con él hace también un repaso del siglo XX al explicar la vida del cura desde la infancia y a lo largo de los capítulos el lector siente que ese conocimiento adquirido en toda una vida se pueda perder si desaparece. El otro protagonista, un joven que lo ayudará a desentrañar el misterio de la Yerba Prodigiosa es el contrapunto al cura nonagenario,  y será también el depositario de la semilla del conocimiento que plantará el anciano. Podría hablarse de una relación abuelo-nieto por la diferencia de edad entre las dos generaciones. Los dos, a través de los documentos encontrados por casualidad por el anciano,  irán desentrañando el misterio de una conjura a gran escala entre las religiones católica y judía contra la musulmana en el siglo XV, y de una traición que cambiará el rumbo de la historia y terminará con la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos.

Para los que sigan la serie que emite la televisión sobre éstos, podrán poner cara a muchos de los personajes históricos de la novela que aparecen también en la pantalla.

Personajes muy logrados y buenas descripciones de la villa en la que narra los sucesos, que es otro personaje más de la novela al esconder muchas pistas en sus edificios y al describir una ciudad de provincias que fue centro de la historia y se vino a menos.

Buena novela y bien escrita, el texto está cuidado, sin errores mecanográficos ni gramaticales. Un ejemplo de que se pueden encontrar buenas obras de autores desconocidos.

   Quien desee comprar esta novela podrá hacerlo aquí

jueves, 25 de septiembre de 2014



UN COMIENZO COMO CUALQUIER OTRO


Había una vez una chica que le costaba mucho hacer amigos. Durante años se sintió sola en ese aspecto.
De pronto se topó por casualidad con un foro de una telenovela que a ella le gustaba mucho. Allí hizo grandes amigas, aunque cada una en partes del mundo distintas y eso hacía que aún quedasen restos de esa soledad que sentía.
Algunas de estas amigas que había conocido eran lectoras empedernidas de novela romántica, esta chica nunca había leído ninguna, desconocía ese género y ellas la animaron a hacerlo.

Desde ese día, hace ya muchos años, no pudo parar de leer. En cuanto cerraba el libro, los engranajes de su mente comenzaban a trazar la continuidad de la historia por donde la había dejado mientras hacía cualquier otra cosa. Después las historias casi nunca seguían el rumbo que ella imaginaba. No obstante, los libros la hacían correr grandes aventuras desde el sillón de su casa y mitigaban la abstinencia de su corazón.

Un buen día, decidió escribir las historias tal y como las vislumbraba en su mente a ver qué pasaba. No he comentado que esta chica adoraba escribir desde que era muy joven, así que proponerse una novela romántica fue divertido, emocionante, estimulante y sobretodo gratificante. A sus amigas les gustó y eso la animó a seguir escribiendo.

Con la ayuda de su familia consiguió realizar el sueño de publicar sus libros. Esto le permitió conocer gente nueva, amigas y amigos nuevos que también fueron calando poco a poco en su corazón para poder seguir llenando ese pequeño hueco que siempre reservó para la amistad.