viernes, 2 de enero de 2015

Escribir ficción. Criticar ficción

    


     «Sea lo que sea lo que un ser humano lleva dentro, para mostrarlo bien tiene que trabajar en ello con una persistencia indestructible.» (Edith Wharton).


      La última entrada del blog, Escribir un relato, según Edith Wharton, iba acompañada de reflexiones de Edith Wharton, pero no dije de dónde las había sacado. Bueno, pues para aquellos que puedan estar interesados, las saqué del libro Escribir Ficción, de Edith Wharton, traducido y prologado por Amelia Pérez de Villar, colección Voces/Ensayo de la editorial Páginas de Espuma.
      Hay otro libro igual de interesante, Criticar ficción, de la misma autora, la misma traductora, la misma colección y la misma editorial. Os dejo con una entresaca de párrafos de los dos libros: 

         

       

      «La longitud de una novela está más determinada por el tema que por cualquiera de sus demás rasgos. El novelista no debería preocuparse, de entrada, por la cuestión siempre abstracta de la longitud: no debe decidir de antemano si va a escribir una novela corta o una novela larga; pero en el acto de la composición no debe nunca perder de vista que, en una novela, lo ideal es que uno se sienta impulsado a afirmar: “Podría haber sido más larga”, en lugar de “No era necesario que fuese tan larga”.
Editorial Páginas de Espuma


      »Naturalmente, la longitud no es tanto cuestión del número de páginas como de la sustancia y calidad que esas páginas contienen. Es obvio que un libro mediocre siempre resultará demasiado largo, mientras que uno excepcional nos parecerá demasiado corto. Pero más allá de la cuestión de la calidad y el peso específico hay otra más relevante: la del desarrollo que requiere cada tema, la cantidad de tela que nos hace falta soltar. Los grandes novelistas lo saben bien y, con un error de apenas una o dos pulgadas, siempre han cortado la tela de acuerdo con esto.»

      «Seguramente, ninguna otra parte de la novela debe tener una visión más clara de lo inevitable que su final, por lo que cualquier vacilación, cualquier error a la hora de unir los hilos, dejará claro que el autor no ha dejado madurar el tema en su cabeza. Un novelista que no sabe cuándo termina su historia y que sigue estirándola, episodio tras episodio, una vez que ha finalizado, no solo debilita el efecto de la conclusión: también merma el significado de todo cuanto ha expuesto antes.»

      «A mí nunca me ha conmovido la historia aquella de las lágrimas que derramó Dickens por la muerte de la pequeña Nell (personaje de la novela El almacén de Antigüedades [1841], de Charles Dickens), quiero decir, que no me afectó si fueron lágrimas de verdad, lágrimas reales, y no destiladas de la leche del Paraíso. La labor del artista es hacer llorar, pero no llorar él; hacer reír, pero no reír; y, a menos que el llanto y la risa, y la carne y la sangre, sufran transmutación y el artista las convierta en la sustancia con la que se hace el arte, ni son asunto suyo, ni tampoco nuestro.»

                                              

Editorial Páginas de Espuma
      «Cuando publiqué mi primera colección de relatos, una de las primeras críticas que recibió comenzaba así: “Cuando la autora haya dominado los rudimentos de su oficio sabrá que todos los relatos deben comenzar con un diálogo”. A pesar de mi inexperiencia no me afectó el dogmatismo de esta afirmación, porque ya era oscuramente consciente de que cualquier historia, larga o corta, debe comenzar como el tema requiera, que las únicas reglas que hay que tener en cuenta en el arte salen de dentro, y que no deben aplicarse reglas ya preparadas que vengan de fuera.»

      «Mientras lamentaban la ausencia de argumento en mis primeros libros, los críticos se habían puesto de acuerdo, por el momento, en ensalzar lo que llamaron su brillantez. (…); yo escribía como podía, y sentía una felicidad espontánea cuando me ensalzaban. Sin embargo, la experiencia llegó a coartar mi tendencia natural a poner las cosas claras, y fui consciente –felizmente consciente- de que había suavizado mi estilo, reduciéndolo a una textura más lisa que pasaría desapercibida. Y fue en ese momento cuando los críticos volvieron a unirse en un coro de reproches.»  




19 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Jordi. Estuve dudando si dejar un hueco más largo entre el último artículo publicado en el blog y este que yo he publicado ahora. Me parece que conté seis días, pero no sé si serán pocos. ¿Alguien sabe cuál sería el intervalo recomendable para hacer ameno un blog? Espero no haber metido la pata, porque el artículo sobre Isidre Nadal Baques me parecía muy interesante y publiqué el mío un poco de mala gana, pensando en darle dinamismo al blog. De todas maneras, si os parece a tod@ que es mejor dejar pasar más de seis días puedo quitar el artículo y ponerlo en borrador, y publicarlo más adelante. Ya me comentaréis.

    Es verdad que el artículo es interesante, pero lo es porque aparte de los dos pequeños párrafos de introducción el resto son pensamientos de Edith Wharton. Los artículos más interesantes que publico son aquellos en los que yo menos intervengo.

    Estoy mirando los comentarios de los lectores y leo que "Tiempos funestos" deja un poso de inquietud e interrogantes a quien la lee, al margen de que todos la califican de obra bien escrita, amena e inteligente, correctamente aderezada con equilibradas dosis de suspense, intriga y originalidad, una novela que atrapa y muy recomendable.

    En cuanto a utilizar temas trillados para las novelas, yo no estoy en contra porque no soy un creativo especialmente original y tendría que estar mano sobre mano si me pusiera exigente en este punto. En buscar un enfoque diferente para visualizar los viejos temas (como de forma acertada has hecho tú) puede que sea la piedra clave que sustente el arco de la creatividad; me vienen a la cabeza los renacentistas, que se miraron en los griegos y no les salieron las cosas del todo mal.

    Un abrazo.


    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo en lo de los temas trillados, y eso mismo es lo que quería decir. Lo de la longitud de una novela, me parece acertada la opinión de Edith Wharton:

    "Naturalmente, la longitud no es tanto cuestión del número de páginas como de la sustancia y calidad que esas páginas contienen. Es obvio que un libro mediocre siempre resultará demasiado largo, mientras que uno excepcional nos parecerá demasiado corto."

    Lo de hablar de nuestros libros en este blog, tengo mis dudas. Pienso que lo podríamos hacer siempre que se haga de una forma literaria y amena, sin explayarnos hasta el aburrimiento, y sobre todo evitando el anuncio publicitario. Después de todo este es un blog de literatura. Pero en fin, no sé si esto sería lo más conveniente para el blog y por eso tengo dudas. ¿Qué opináis los demás?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jordi, no flipes, hombre :) No tienes que justificarte ni pedir perdón por nada . Aquí hay total libertad, o al menos muchísima más que la que tenemos allá fuera, en el mundo llamado real. Estoy seguro que eso de lo de "explayarse hasta el aburrimiento" no iba por ti, sino en general, un pensamiento en "voz alta", con el que además estoy de acuerdo. Sobre lo que opino al respecto me remito a mi otro comentario, que escribía al mismo tiempo que tú el tuyo :)
      Vamos... no seamos demasiado susceptibles ;-)

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Vamos, Jordi. Es posible que en alguna ocasión hayas llevado algún palo injustificado (como tod@s), pero en concreto en los comentarios a esta entrada de verdad que no he visto nada de eso. Y mi "no flipes" tampoco es literal, por supuesto; ya has visto que lo he acompañado de una sonrisa (cariñosa), al igual que ahora :) El problema de los foros es que al no haber contacto personal directo, muchas veces otorgamos un sentido a las frases del emisor que no se corresponden demasiado con la realidad. Porque por muy escritores que seamos, una mirada, un gesto, el tono de voz, nos aportan mil veces más información que unas cuantas frases, a menudo apresuradas. No creo que en esta ocasión tengas demasiadas heridas que lamer; te lo digo de corazón.

      Otro abrazo, hombre!

      Eliminar
  6. Cómo ya te había comentado en su día en tu blog, Gerad: el artículo es muy interesante. Una de las cosas que más me gustan de Wharton es que siempre ha hablado con propiedad y sin dogmatismos. Recordar aquí autores/as como Edith Wharton, o incluso darlos a conocer para más de uno, me parece una de las tareas más importantes en un blog de estas características, y si se hace a través de sus estupendos consejos literarios, ya ni te cuento...

    Acerca de la publicación de artículos en el blog, desconozco cuál es el intervalo de tiempo ideal, pero un artículo cada 6-8 días no me parece ni poco ni mucho. No sé... que cada uno publique cuando tenga algo interesante que contar, procurando no "pisar" un artículo reciente, y si se "pisa", tampoco pasa nada... Supongo que mejor dos artículos interesantes que ninguno, ¿no? :)
    En mi caso particular, el problema es que lo que me a mí me suele parecer interesante a menudo no se corresponde con los intereses de la mayoría. Mis gustos suelen ser raros y/o minoritarios :( Pero bueno... con el ánimo de otorgarle una mayor fluidez al blog quizás decida ir publicando poco a poco una breve antología de desvaríos, en cuanto resuelva unos asuntos personales que me tienen algo aletargado últimamente.

    En cuanto a lo de hablar de nuestros propios libros en el blog o en el foro (en este último se podrían realizar cosas muy interesantes como debates, discusiones, etc.), estoy de acuerdo con e-writer, pero bueno, aquí todo el mundo es libre de hablar de su libro cuando, cómo y donde le de la gana, tan solo procurando no hacerlo de una forma muy burda o chabacana, pero dudo mucho que cualquiera de nosotros vaya a caer en semejante tentación. Las maneras evidencian lo contrario.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. En mi opinión, Alberto, los temas minoritarios y raros aportan un plus de variedad del que no deberíamos prescindir en el blog.

    Lo de hablar de nuestros propios libros en el blog lo planteaba como una propuesta de trabajo a considerar, por eso al final terminaba con una pregunta en la que pedía vuestra opinión. Para apoyar la propuesta, y que resultara más convincente, sugería darle unos ciertos matices literarios a la presentación de nuestros trabajos. Pero esto lo decía porque pensaba que a los demás no os iba a parecer buena la idea a secas, no refiriéndome a nadie determinado. Yo creo que en el blog hablamos poco o nada de nuestros trabajos, y que podría ser interesante oír las voces de los autores contando sus experiencias y anécdotas al realizar los trabajos, a la vez que se hace publicidad. Las dudas que exponía en el anterior comentario se referían a que si este tipo de artículos no podrían resultar perjudiciales al blog, y que puesto que este es un blog literario quedaría más que justificada la publicidad de autor. ¿Se me entiende? ¿Estoy liando más la madeja?

    Un abrazo a tod@s.

    ResponderEliminar
  8. Te he entendido perfectamente desde el principio, Gerard. Y, además, estoy de acuerdo contigo. No creo que estés liando nada. Me parece muy interesante tu propuesta. Creo que es algo que podríamos hacer aquí pero también en el foro, para darle vidilla. Además, sería una bonita forma de agradecerle a Eowyn todo el esfuerzo que le supuso crearlo.

    Un abrazo también para tod@s.

    ResponderEliminar
  9. ¿Eowyn ha hecho la página del foro? No lo sabía. Es un buen trabajo, muy profesional. A mí me gustó cuando lo vi por primera vez. Si no he publicado nada en él es porque hay que registrarse y me da pereza hacerlo. Estoy un poco cansado de tanto registro. No lo digo como una crítica, supongo que hay que hacerlo así, es sólo una postura personal. De todas maneras, en estos momentos, y en vista de lo que ha pasado, no tengo el cuerpo para nada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Registrarse es por desgracia un requisito ineludible, pero es muy, muy sencillo y no tienes por que poner tus verdaderos datos (yo nunca lo hago, y ésta no ha sido una excepción) Cuando encuentres el momento adecuado te lo recomiendo, pues desde allí se pueden hacer cosas muy interesantes, bastante más que desde un blog. Ambos espacios se podrían complementar muy bien. No te rayes; a veces malentendidos de este tipo no se pueden evitar :( Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Vale, haré un esfuerzo. Espero que todo esto no acabe como el Rosario de la Aurora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Confiemos en que todo salga bien, aunque es cierto que a veces con las buenas intenciones no basta.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. No te rayes Gerard. No dejo el blog sólo por tu comentario; que por mucho que lo lea, considero que cuestionar mi forma de proceder lleva una connotación negativa implícita. Sólo tienes que mirar tu articulo anterior donde se "nos regaña" a los 3 por nuestros comentarios. Dudo horrores que esa bronca fuera para Alberto; ni tampoco a ti, puesto que es tu articulo; por lo tanto iba dirigida a mí en exclusiva. Hice una replica al respecto, pero finalmente la borré para no generar polémica, y porque mantenerla visible por más tiempo implicaba saña por mi parte; un detalle no correspondido con la misma delicadeza.

    A mi me se ofreció la oportunidad de colgar los mismos textos que colgué en un post que creó Jannet en Amazon y otros nuevos; entre ellos microrelatos que forman parte de una de mis obras. Si pretendiera publicitar dicha obra con contundencia, tan sólo tenía que publicar aquí 6 o incluso 7 microrelatos de esos, como bien le comenté a Jannet en ese post. Que quede claro, mi compromiso era colgar artículos y nada más, ni foro ni gaitas; pero si el precio de dar visibilidad a mis trabajos comporta que se cuestione constantemente mi forma de proceder, mejor me retiro por el momento.

    Alberto, lamento que tu mano izquierda no funcione conmigo. Estaremos en contacto. Eva y Jannet, no cambiéis nunca ;)

    Un abrazo y dew!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, Jordi. Como puedes ver en ninguna de las ocasiones que citas se te reprochaba nada personalmente. Es más, estoy seguro de que Eowyn cuando escribió todo eso tú eras la última persona en la que estaba pensando. En primer lugar, como bien ha dicho ella, tú eras de los que más estabas participando, y segundo, cuando propusimos crear el foro, tú no formaste parte de la serie de correos privados en la que lo debatimos, porque en ese momento todavía no eras parte del grupo, así que no tiene ningún sentido que se dirigiera precisamente a ti para tal fin. Era a todos miembros antiguos. Tampoco a mí, ni a Gerardo, ni a Janett en concreto, sino a TOD@S.
      Tan solo me gustaría comentarte una cosa más para que la tengas en cuenta en este blog o en otros en los que decidas participar: el hecho de que un comentario vaya tras otro no implica que sea una respuesta al anterior. En el caso de Gerard es tan evidente que simplemente está planteando una duda, que de verdad que no entiendo cómo lo has podido ver como un ataque personal.
      En fin... a mí esto me hubiese gustado resolverlo por vía privada tal y como era mi intención, y no tener que seguir dando publica réplica a comentarios "fantasma". Rúmialo y decidas lo que decidas, un abrazo y buena suerte.

      Eliminar
  13. Jordi, yo no pretendía cuestionarte a ti con mi comentario, lo escribí sin ninguna malicia. Sinceramente te lo digo, me parecía que la idea te iba a parecer bien y que iba a ser el inicio de un debate. Si te he ofendido, perdona. En cuanto al comentario de Eowyn a mi no me pareció mal, creo que era una reconvención cariñosa de una compañera dirigida a todos, para que nos pusiéramos las pilas y sacáramos el proyecto del foro adelante. Yo al menos así lo entendí y no me molestó.

    Un abrazo y buena suerte.

    ResponderEliminar
  14. OMG! dicen eso aqui, en USA y quiere decir Oh mi Dios!
    Por favor, no todos nos caemos bien, no toods actuamos muchas veces con delicadeza, en fin, esto quedo claro hace muchoe s de todos!!!!!!!!!!!!!!
    y no hay porque seguir el criterio de uno solo o ofenderse por eso. A unos caemos bien a otros caemos mal, en fin...
    Si hay algo cierto, todos hemos recibido aqui halagos y látigazos... pero no debemos pagar justos por pecadores, y no debemos privarnos los unos de los otros, en especial si algunos gustamos de algunos...
    Por favor Jordi, oso pedirte que sigas aquí, no es de nadie aqui el derecho, es simplemente "nuestro" así que en ese nuestro entras vos, y aquí debes estar, si hay alguien que le da vida a esto... después de tu incorporación, sos vos.

    Un abrazo fuerte, Janett

    que conste, te acuerdas que nos batimos en el principio? Es de valientes y caballeros/damas... ser gentil... y disculpar...
    te espero...

    ResponderEliminar